Shop Mobile More Submit  Join Login
About Varied / Student Member VerónicaFemale/Spain Groups :iconfinncelinefioleefans: FinncelineFioleeFans
 
Recent Activity
Deviant for 2 Years
Needs Premium Membership
Statistics 462 Deviations 6,803 Comments 59,659 Pageviews

Newest Deviations

:3

Favourites

Mis favoritos :D

Activity


PRIMER CAPÍTULO: NUEVA RUTINA

Mantenían la mirada. Una mirada fija, pues dentro de sus mentes estaban haciendo una guerra entre los dos, dos rivales fuertes, una lucha para determinar quien ganaría y quien no. En tan solo milésimas de segundo pudieron determinar los movimientos de cada uno, y fue como si el tiempo se hubiese detenido para ellos, no había nada ni nadie más en la pequeña cancha de baloncesto para el tigre y la pantera, no escuchaban ni un ruido por lo concentrados que estaban en sus pensamientos.

Uno a uno.

¿Quién daría el primer movimiento? ¿Quién de los dos lograría encestar? El balón estaba en posesión del pelirrojo, o más bien conocido como Kagami Taiga, el número diez del Seirin, botaba aquella esfera naranja una y otra vez intentando que su rival no la cogiese, la pantera tampoco hacía ademán de intentarlo. Por el rabillo del ojo, Kagami vio a Izuki posicionarse rápidamente a unos metros de distancia de él, este sonrió y lanzó el balón a las manos del pelinegro, quien lo cogió con firmeza, una gota de sudor resbaló por su mejilla bajando hacia el cuello, desde ahí intentó hacer un tiro de tres puntos, rápido y ágil, como él era. Izuki Shun, el jugador número cinco, no es una persona atlética ni tiene ninguna habilidad específica para atacar, pero tiene su ojo de águila, el cual le permite ser el estratega del equipo, inteligente y de un alto nivel.

Lanzó el balón por lo alto de las cabezas de los demás jugadores; estos vieron como hacía una canasta perfecta, Izuki sonrió y soltó aire orgulloso, chocando los cinco con sus compañeros quienes parecían contentos. En cambio, su equipo rival no tanto.



Era bien sabido que no era un partido oficial, tan solo estaban practicando en la cancha interior del instituto Seirin y los dos equipos querían dar lo mejor de sí. Y sin nadie darse cuenta el balón fue a parar en manos de Aomine Daiki, el jugador estrella de la “Generación de los Milagros”, quien ahora jugaba en la Academia Touou. ¿Y qué hacían ellos allí? Simple y sencillo como el agua, tenían que entrenar, y no solos, sino contra otro equipo, tenían que volverse más fuertes, mucho más, pero a Aomine eso no le preocupaba, él ya era fuerte y no necesitaba que nadie le dijera lo que tiene o deja de hacer y si había acudido al partido de entrenamiento contra Seirin era porque no tenía otra cosa mejor en esos momentos.



¿Y por qué justamente jugaban contra Seirin? El equipo Touou, tanto como su entrenador y jugadores necesitaban saber más de ellos, más de sus habilidades y técnicas y que podrían ser capaces de hacer en un futuro lejano, pues dentro de algunos meses tenían un partido importante contra Seirin y no deseaban perder, tampoco pensaban en aquella idea porque sabían que ganarían, o al menos eso creían.



Momoi Satsuki, la analista y manager de aquel equipo apuntaba cada detalle y cada movimiento de Seirin, sus ojos serios y calculadores observaban cada desplazamiento, cada meneo, cada mirada escribiéndolos en una pequeña libreta que tenía en sus manos. El equipo Seirin había aceptado entrenar con Touou, pues también les serviría para analizar a sus contrarios y sería algo bueno para sus jugadores, para que dieran más caña al asunto y se forzaran a jugar mejor.



Mientras tanto, el peliazul corría con gran velocidad, como un rayo cayendo del cielo, como un felino intentando cazar a su presa, que para él en esos momentos era la canasta. Sí, poseía una velocidad inusual, una velocidad que deja sorprendido a cualquier persona y nadie podía igualar o parar. Nadie excepto Kagami, quien ya se había puesto justo en frente de Aomine, de la pantera, de la brillante y poderosa luz azul, un azul tan oscuro que se podía confundir con la noche, con mirada retadora, el más alto chasqueó molesto la lengua pensando si de verdad un inútil como aquel pelirrojo podría pararle, botó el balón varias veces, el suelo emitía ruidos sordos cada vez que botaba; y los jugadores, expectantes y sudorosos observaban lo que pasaría a continuación. Rápido, pasándolo de una a otra mano, la pantera con su mirada seria y despreocupada miraba fijamente a los ojos de Kagami, quien no sentía ningún miedo ante aquellos ojos que se clavaban en lo más hondo de su ser, estaba solo a unos metros de distancia de la canasta y no dudó en hacerle un dribleo al pelirrojo, balanceó su cuerpo de un lado a otro, burló a Kagami, haciendo juego con sus pies, veloz y ágil pasó a través del lado izquierdo de su rival para perfilarse a la canasta, pegó un salto con el balón en una de sus manos para hacer un mate pero antes de que pudiera hacerlo, Taiga, con su gran salto, dio una palmada muy fuerte al balón que hizo que se saliera fuera, Riko pitó, el partido ya había acabado y Seirin había perdido, aunque por muy poco.



Ochenta a ochenta y ocho, a tan solo un dígito de distancia. Aomine había caído de culo al suelo sonriendo ganador, pero sus pensamientos eran otros. Su mente sentía rabia, rabia de que el tigre pudiera predecir sus movimientos, de que pudiera quitarle el balón de las manos con tanta facilidad... pero eso le hacía querer jugar más, más, porque por fin, después de tanto tiempo, había encontrado a una persona lo suficientemente rápida y fuerte como para detenerle. Daiki observaba la cara de Kagami, quien le observaba. Los demás del equipo Seirin y Touou iban hacia la banca, cogiendo la bolsa y la toalla para irse a los vestuarios, los del Seirin no estaban desilusionados ni tristes, repetían una y otra vez que era tan solo un juego de práctica y no estaban dando lo mejor de sí mismos, pero Riko Aida no estaba tan contenta como ellos, porque antes de hacer este partido habían entrenado mucho, casi todo el verano, no tuvieron ni siquiera una semana de vacaciones. Una venita se le había hinchado en la sien y tenía los dos puños cerrados con fuerza, una mirada amenazadora se formaba en sus ojos, los chicos cansados no parecieron darse cuenta.



-Sabes que nunca podrás superarme ¿verdad? -habló con voz arrogante el peliazul mientras se levantaba y se quitaba el sudor de la frente con la mano.



Y después de decir aquellas palabras le dio la espalda a Kagami comenzando a caminar hacia los vestuarios; no necesitaba respuesta alguna, al mismo tiempo se contradecía en su mente.

El único que puede vencerme soy yo mismo...

Pero el pelirrojo, con el ceño fruncido, posó una mano sobre el hombro de Aomine, apretando, este se giró un tanto extrañado.



-No has ganado -dijo Kagami-. Aún queda mucho tiempo para el partido real, no creas que os lo vamos a poner fácil, idiota -sonrió, una de esas sonrisas típicas que siempre hacía el pelirrojo.



Aomine enarcó las cejas, “Espero que así sea...” pensó en sus adentros. Mantuvieron la mirada unos cuantos segundos pero Kagami acabó por girar la cabeza y reunirse con su equipo en los vestuarios. Ya ahí dentro se sentó en uno de los bancos poniéndose una toalla por encima de la cabeza, quitándose el sudor de su pelo rojo. Apretó los puños que reposaban en sus rodillas mirando al suelo. ¿Por qué narices no podía superar a ese imbécil de Aomine? Por mucho que entrene, por mucho que practique nunca logra superarlo, él siempre está a un paso por encima, siempre será más rápido, más decidido, más impredecible y esas cosas le daban mucha rabia a Kagami, siempre, durante todo lo que quedaba de vida consideraría a Daiki como su rival, jamás haría amistad con él y tampoco veía la posibilidad de eso. Kuroko, quien se había sentado a su lado le sacó de sus pensamientos, poniéndole una mano por encima del hombro.



-Kagami-kun, no te preocupes -sus ojos se mostraban serenos, sin ninguna emoción en particular-. Ganaremos, por mucho que nos cueste.



-Más os vale -gruñó Riko-. ¿Cómo podéis haber perdido? ¡Estábamos a ocho puntos! -cruzó los brazos entrecerrando los ojos, pensativa-. A partir de mañana vamos a hacer el doble de entrenamiento, no podemos volver a perder contra ellos, tenemos que demostrarles de lo que somos capaces, esto nos ayudará. ¿Me habéis escuchado?



Todos gritaron un “Sí” sin entusiasmo al unísono, Hyuuga hablaba con Izuki sobre el partido, los dos hombres lo habían hecho bien, el de gafas no había fallado ni una sola de sus canastas, Kuroko había logrado hacer aquellos pases suyos más veces que en el partido anterior, aunque, como siempre, alguien del equipo contrario acababa parándolos y ese era Aomine Daiki, la ex luz de Kuroko, y Kagami había encestado el sesenta por ciento de las veces.

“Si no fuera por ese idiota...” pensó Kagami, pero la realidad era que le gustaba jugar contra el peliazul, le hacía sentir grandes emociones, la adrenalina le recorría todo el cuerpo cuando se trataba de jugar contra miembros de la “Generación de los Milagros” y más contra Daiki.



Suspiró y acabó por levantarse del asiento, buscó y rebuscó por su bolsa encontrando su chaqueta, con pereza se la puso y estiró los brazos bostezando. Sabía muy bien lo que le tocaba ahora, unas buenas hamburguesas para su estómago hambriento, el cual rugió con verdadera fiereza ya fuera del instituto. Todos miraron a Kagami y este solo sonrió rascándose la cabeza con el dedo índice. Riko, la joven y morena chica, entrenadora de Seirin les invitó a cenar, pues ya era de noche y el frío comenzaba a inundar las calles y entrar por debajo de sus ropas.

El invierno para ellos había llegado desde hacía mucho tiempo, aunque fuese octubre el clima era muy frío y había que ir bien abrigado para no congelarse, sobre todo de noche donde las temperaturas alcanzaban los grados negativos. Kagami no paraba de soltar aire por la boca porque salía humo blanco de ella a causa del frío, parecía que fuese un niño pequeño divirtiéndose con esa clase de cosas insignificantes y tontas, Kuroko le miraba andando a su lado con Nigou en sus brazos, el pequeño perro estaba temblando por el frío, Kuroko lo apegó más hacia su cuerpo encogiéndose de hombros, él también tenía frío, pues tan solo iban con la fina chaqueta del equipo y debajo una manga corta.



-Kagami-kun, ¿te diviertes haciendo eso? -preguntó el chico de pelo azul mirando hacia el frente. Kagami le miró de reojo, las manos del pelirrojo estaban metidas en los bolsillos.



-Sí -contestó simplemente.



Habían llegado a un pequeño y barato restaurante, los miembros de Seirin entraron dentro y se sentaron en una mesa grande y libre que había. Una señora mayor fue a atenderles, estos pidieron las bebidas primero y Riko comentaba que era lo que podrían comer, después de discutir un rato la muchacha pidió para cada uno una ración grande de ramen.



-Bien, chicos -interrumpió Riko la conversación de sus pupilos-. Os voy a comentar unas cuantas cosas -sonrió mostrando una de esas sonrisas que les daba inseguridad a todos-. Como bien dije antes, mañana vais a entrenar el doble de veces y, a parte de eso, después del entrenamiento vamos a ir a la piscina cubierta, así que tendréis que inscribiros.



-¿A la piscina? -preguntó Hyuuga-. ¿Eso por qué? ¿No nos va a servir solo con entrenar... el doble?



-No, también es parte del entrenamiento -se encogió de hombros-. Os va a ir muy bien, ya lo veréis.



Un camarero trajo en dos bandejas los platos de ramen para todos miembros del equipo, Kagami, ansioso por comer ya, cogió enseguida su plato empezando a devorar   el contenido quemándose así la lengua pero no se quejó, Kuroko, quien solo había pegado cuatro o cinco sorbos a los fideos dijo que ya estaba lleno y el pelirrojo encantado cogió el plato de este para comérselo. Todos rieron por ver a un Kagami salvaje, como si no hubiera comido en diez años, a él no le importó y rió junto a ellos. Después, al acabar, salieron de aquel restaurante y notaron el aire frío y congelado pegándoles en la cara, Kiyoshi y otros del equipo se fueron por un lado, ya era tarde y no había casi nadie caminando por las calles.



-Bien, yo también me iré -dijo Riko encogida de hombros-. Nos vemos mañana, chicos.



Kagami y Kuroko le dijeron un simple adiós con la mano, ya que los demás chicos que quedaban se fueron junto a ella. Caminando un corto periodo de tiempo Taiga se despidió de Tetsuya y se fue para casa, solo, pensó entonces en el partido de esta tarde, en Aomine, ¿por qué tenía que ser tan insoportable ese idiota?

Abrió con rapidez la puerta de casa y corrió directo a tumbarse en la cama, no pensaba ducharse ni cambiarse, con el frío que tenía en su cuerpo ni pensarlo. Entonces el teléfono sonó, Kagami lo alcanzó estirando el brazo hacia la mesilla de noche, la llamada inundaba la habitación con una insoportable melodía, que Kagami estaba cansado de escuchar pero le daba pereza cambiarla por otra. Observó medio dormido el nombre y el número de la persona.



-¿Mi... madre? -frunció el ceño, ¿qué hacía su madre llamándole a esas horas? No tuvo otro remedio que apretar el botón para ver lo que decía y quería su madre-. ¿Qué pasa? ¿Por qué llamas a estas horas?



-Hola cariño -la voz detrás del teléfono sonaba ronca y apagada y no dulce y harmoniosa como acostumbraba a ser-. ¿Estás bien?



-S... Sí... -carraspeó-. ¿Qué pasa? -volvió a preguntar.



-Cariño, vas a tener que hacer una cosa por tu propia cuenta -eludió la pregunta de Kagami. Este se incorporó sentándose sobre la cama y apoyando la espalda contra el cojín blanco y mullido que tenía-. Vas a tener que buscar trabajo para poder pagarte el piso... y todos los demás gastos.



-¿¡Qué!? -gritó por toda la habitación frunciendo el ceño, pues esa idea no le gustaba nada-. ¿Estás loca? ¡No tengo tiempo para trabajar! ¿Cómo quieres qué lo haga si por la mañana hasta las dos tengo clase y luego por las tardes entrenamiento? Y no olvidemos los partidos...



-Tendrás que hacerlo -interrumpió su madre detrás del teléfono-. Kagami, hijo, ahora mismo estoy en el hospital, me van a operar... de cáncer, estoy muy débil, y necesito el dinero para para poder pagármelo... -en el tono de voz de la madre de Kagami estaba reflejada la tristeza y el miedo. Kagami calló y abrió los ojos sorprendido, abrió la boca varias veces para decir algo pero las palabras simplemente no querían salir-. Me detectaron cáncer hace algunos años, no te dije nada ni iba a hacerlo... -prosiguió ella viendo que su hijo no decía nada-. Y ahora, hace dos semanas, cuando tenía cita médica y me hicieron la revisión vieron... que había empeorado, y yo también notaba que algo iba mal en mi cuerpo, me hicieron análisis de sangre y sin duda alguna tenían que operarme o si no... moriría -Kagami llenó de aire sus pulmones, notaba que se había puesto tenso.



Hubo un largo silencio por los dos lados del teléfono, Kagami estaba captando la información recibida, incrédulo. Sus manos temblaban levemente y su corazón  latía con fuerza. ¿Tenía miedo acaso? ¿Kagami Taiga, el poderoso tigre, con ese sentimiento dentro de su cuerpo? Hasta las personas más fuertes y valientes tienen miedo, por alguna cosa, la más mínima que fuese, pero este era un miedo distinto, no el típico miedo a la oscuridad o a monstruos debajo de la cama, no, esas tonterías eran de niños de cinco años; sino miedo a perder a alguien muy querido que siempre estuvo a su lado, quien luchó por sacarlo adelante para ser quien ahora era. Sí, Kagami Taiga tenía un incondicional amor hacia su madre, la quería desde siempre, la cuidaba como a ninguna otra persona y siempre mostraba su lado más tierno junto a ella. Por muy ambicioso, por muy tenaz y agresivo que Kagami pudiera parecer siempre tenía aquel lado tierno, coqueto y amoroso que solo le dedicaba a ciertas personas, por no decir a una sola -y esa era su madre-, por eso, al escuchar aquella noticia fue como si un montón de piedras grandes y pesadas cayeran sobre él.



-Kagami, ¿estás ahí? -preguntó su madre algo preocupada, pues lo único que escuchaba era silencio-. Siento no habértelo contado... no tuve el valor necesario para hacerlo, creí que no llegaría a ser algo tan grave... -suspiró-. Pero ya verás que todo irá bien ¿eh?



-¿Cuándo... cuándo te operan? -rompió Taiga su propio silencio, frunciendo el ceño preocupado.



-No lo sé seguro -tosió ella, Kagami tuvo que apartar un poco el teléfono de su oreja por la fuerte y seca tos de la mujer-. En algunas semanas; es por eso que por si acaso, por si algún casual ocurriese algo, al menos tengas un trabajo para no quedarte sin dinero, ¿me entiendes?



Kagami apretó los dientes.

Por si algún casual ocurriese algo... ¿A qué se refería con eso? ¿A qué iba a morir? ¿A qué la operación no saldría bien? ¿Por qué Kagami sentía tanta inseguridad dentro de su cuerpo? La sentía desde hace algún tiempo; tiempo no... hace algunos días, tres o cuatro a lo mejor, sentía como si algo no estaba bien, como si algo ocurriría pero no sabía si sería bueno o malo, tampoco le dio mucha importancia, aunque ahora... ya sabía el por qué de su inseguridad.

Su madre... Su madre enferma de cáncer.



-¿¡Por qué no me lo dijiste, joder!? -Kagami no pudo aguantarse las ganas de gritar, pero lo dijo de forma bruta y grosera-. ¿¡Acaso no confiabas en mí!? Soy tu hijo, mamá, soy tu maldito hijo que ya tiene una cierta edad como para enterarse de la salud de su madre. ¿Y ahora me vienes con estas? ¿De qué si por algún casual ocurriese algo? ¿Me quieres decir ya, con eso, que vas a morir?



-Cálmate... por favor -su madre conocía muy bien Kagami, sabía como era su carácter y lo fácil que era de alterar.



-¿¡Qué me calme!? ¿Eres idiota acaso? -se levantó de la cama con un puño apretado-.



-Hijo... ya...



-¡No! -interrumpió Kagami-. Maldita sea, no quiero hablar contigo ahora. Gracias por confiar en mí, gracias por contarme todo lo que te pasaba... -le recriminó con cierta ironía y colgó, tirando el móvil en la mesita de noche el cual cayó rebotando varias veces y casi acabó en el suelo, aunque Kagami no le dio mucha importancia. Suspiró... suspiró cerrando los ojos, apretando los dientes y sus ahora sensibles puños. ¿Por qué le tenía que pasar esto ahora? ¿Por qué a él? Pensaba arrepintiéndose de haber gritado a su madre, de haber colgado así como así y no apoyarla ni animarla para que se recuperase o se pusiera mejor.



Pero... el ser humano es así... ¿no? Lleno de errores, de falsas ideas que vienen en el momento a la cabeza y responder con ellas, de hacer acciones que luego perjudican y de decidir diferentes direcciones, diferentes caminos en la vida. Y Kagami, oh, el pobre Kagami Taiga había elegido una mala dirección, su orgullo no le permitió coger de nuevo el teléfono para pedir disculpas a su madre. Ella tan solo quería no preocuparle, quería que llevase una vida normal con sus compañeros y amigos; porque su madre conocía muy bien a Kagami, y sabía de sobra que si se lo hubiera dicho desde un principio el joven chico pelirrojo se quedaría con ella todos los días, él no hubiera ido a Japón si hubiese sido así, por eso, ella no le dijo nada.



Kagami se tumbó de nuevo en la cama, cerrando los ojos un tanto cansado; lo único que deseaba ahora era olvidarse de todo lo que había pasado, de hacer como si esta conversación no hubiera existido nunca, evadirse de la realidad...



-Mierda... -gruñó escondiendo la cara en la almohada. Pensó durante casi toda la noche y por lo tanto no pudo dormir bien. Pensó en que su madre se recuperaría, y que ya la llamaría el día siguiente por la tarde cuando las cosas estuviesen más relajadas.



Kagami siempre pensaba en positivo, su autoestima era bastante alta y nunca, en la vida, creyó que algo le saldría mal -aunque luego los resultados fuesen otros-, no se deprimía tan fácilmente como algunas otras personas. No, Kagami no lo haría, sabía bien de sobra que la operación sería todo un éxito y que la vida seguiría tal y como estaba hasta ahora pero haría caso a su madre y buscaría algún trabajo en algún bar o restaurante, de camarero.

Y la idea de verse vestido con un uniforme de trabajo no le hacía mucha gracia que digamos... tan solo con imaginar la cara que Riko pondría al verle de esa forma le hacía perder todas las ganas.



Llegó la mañana y el pelirrojo solo durmió unas pocas horas, se levantó estirando los músculos de su cuerpo mientras bostezaba de forma exagerada. Arrastrando los pies en el suelo y rascándose la nuca llegó al baño para asearse y hacer sus necesidades, también aprovechó para ducharse, y, aunque hiciese frío Kagami optó por darse una ducha de agua fría. Desayunó una simple tostada porque llegaba tarde a clase, ese día hacía frío y nubes grises e incluso negras comenzaban a formarse en el cielo. Corrió con la mochila en la espalda hasta llegar a su clase.

Cinco minutos tarde... el profesor me echará la bronca. Pero vio que la clase estaba cerrada y no había nadie dentro, decidió bajar al patio viendo allí a sus compañeros de clase, en un banco estaba sentado Kuroko con una libreta en sus manos, Taiga caminó hacia él y se sentó a su lado dándole los buenos días, este le dijo que aquel día el maestro había faltado y Kagami soltó un grito de alegría ya que ni siquiera había hecho la tarea. El día pasó normal, como siempre; y después de clases Kagami no fue ni al entrenamiento de basket, donde Riko seguro que esperaba con ansias a que sus pupilos asistiesen, pero él tenía otras cosas más importantes que hacer.



¿Por donde comienzo a buscar trabajo? Tendría que entrar en los bares... o en las cafeterías pero... ¿qué les digo? Ni siquiera tengo experiencia...

Entonces, como si fuera justo para él, como si Dios hubiese escuchado lo ocurrido, en una pequeña cafetería llamada “Oshi” en el cristal de la puerta de entrada ponía: “Necesitamos empleado. Urgente. No importa si tiene o no experiencia.” Kagami entró sin dudarlo y se acercó a la barra, donde un hombre de mediana edad preparaba un café. Era una cafetería pequeña y tranquila, en una zona donde la gente no solía frecuentar pero que aún así había dos personas sentadas en una de las mesas, una pareja, o eso creía Kagami. Un puñado de mesas cuadradas, de madera, estaban repartidas por toda la cafetería y una tenue luz iluminaba aquel lugar. Aunque Kagami se preguntó el por qué de encender las luces ahora, si había ventanas anchas, al lado de algunas mesas, que permitían observar el exterior, y la claridad -no mucha aquel día por el mal tiempo- que entraba dentro del lugar hacía que no se necesitasen luces artificiales. Aquella cafetería tenía un aura hostil, agradable y gratificante y el olor a café molido penetraba en las fosas nasales de Kagami. Se fijó en una vieja radio la cual sonaba con música vieja, pero relajante. El hombre, con arrugas en su cara, clavó su mirada en los ojos rojos de Kagami, este un tanto desconfiado apartó la vista, rozando con su dedo índice la madera de la barra.



-¿Se te ofrece algo, joven? -preguntó el hombre poniéndose delante de Kagami, al otro lado de la barra, su voz sonó grave y ronca. Taiga le miró con disimulo, observando que tenía una uniforme de color marrón, no muy oscuro, y una corbata de color negro, un pelo gris cubría su cabeza.



-¿Buscáis empleados, verdad? -Kagami habló con amabilidad y decisión-. Necesito el trabajo -el hombre abrió un poco los ojos, ¿parecía sorprendido? El pelirrojo no lo supo muy bien.



-Bien... -se limpió las manos con una toalla que tenía colgada en el cinturón de los pantalones y fijó de nuevo su vista en Kagami-. Es todo tuyo, chico, ¿cuándo quieres comenzar?



Fin del capítulo primero. Dentro de poco subiré el segundo ^^ Espero que os haya gustado. Gracias por leer.
Djame amarte, por favor
[Anime: Kuroko no Basket. Personajes: Aomine x Kagami]
Cuando ve que su mundo se derrumba, cuando está en la más grave y angustiosa depresión, solo hay una persona, una única persona que le da una abertura hacia la luz, una abertura hacia la calidez...
Loading...
Hola, voy a comenzar un nuevo fanfic sobre el anime Kuroko no Basket, quien lo quiera leer estaré agradecida y quien no pues nada :)
Fionna y Marshall Lee 2013-2014 by Aelita222
Fionna y Marshall Lee 2013-2014
Quise hacer de nuevo este dibujo y vaya, he cambiado mucho mi estilo de dibujo y he mejorado bastante, al menos es lo que veo yo. Cambié las vestimentas un poco y algunos detalles. ¿Qué os parece?
Loading...
Fui taggeada por :iconjuanita2001:

Reglas:

1.- Debes publicar estas reglas.
2.- Cada persona debe compartir 10 cosas acerca de ellos mismos.
3.- Contesta las 10 preguntas, luego, inventa otras 10 preguntas para la gente que sera taggeada.
4.- Escoge a 10 personas y coloca sus iconos.
5.- Informarles que fueron taggeados.
6.- Nada de "¡Ay!, si tu leíste esto, quedas maldito de por vida con este tagg".
7.- Definitivamente debes taggear a 10 personas.
8.- No se puede devolver el tagg.
9.- No puedes decir "yo no haré este tagg".
10.- El tagg se hace en journal, no en comentarios, solo en journal.
11.- Agregue una regla mas: debes poner la ley del estudiante después de poner 10 cosas de ti mismo.

1. Me gusta dibujar
2. Me gusta el anime :D Empecé a verlo el año pasado.
3. El olor a bosque por las mañanas también me encanta xD
4. Estoy loca y perdidamente enamorada de Edward Elric (Anime: Fullmetal Alchemist)
5. Siempre me obsesiono con algún personaje de algún anime, el que más está durando es Edward XD ya llevo 3 o 4 meses obsesionada con él. TE AMO 
6. Me mordió un perro en el pulgar derecho hará una semana y tengo 6 puntos XD
7. Estoy de vacaciones
8. Roleo yaoi con mi amiga.
9. EL YAOI ES LO MEJOR *-*
10. Una vez soñé que querían matar a un bebé.

LEY DEL ESTUDIANTE

1. El profesor nunca falta a un examen.
2. Te dicen que subrayes lo importante y acabas subrayando todo el libro... XD
3. Siempre en los exámenes hay alguien que pregunta: ''Qué día es hoy?''
No sé maás XD...

LAS 10 PREGUNTAS DE :iconjuanita2001:

1.- te gusta vocaloid?
ME ENCANTA *-* Podríamos hablar sobre cosas de Vocaloid ¿no? :D

2.- anime favorito?
Fullmetal Alchemist Brotherhood sin duda. TE AMO EDWARD.

3.- pandicornio o pedobear?
Pandicornio

4.- yaoi o hentai?
Por que no mejor... Hentai yaoi?

5.-freddy o bonnie?
Eso es del juego ese que no me acuerdo como se llama? No sé, porque solo he visto un par de minutos de un video de iTownGamePlay.

6.-abrazo? *extiendo los brazos hacia ti pidiendo un abrazo* 
ABRAZO :D

7.- toy chica o mangle?
toy chica

8.- mokona madoki modoki doki?
what?

9.- sabias que klim al revés es milk? (no tenia mas ideas -_-)
No lo sabía, no XD

10.- puedes volar? :o (Eek) 
Seh.

Mis preguntas.
1) Si pudieras estar por un dia con un personaje de anime ¿a quien elegirías?

2) Esto... ¿Cuántos años tienes?

3)¿Olor que te guste? (Si, olor xD)

4)¿La última vez que lloraste?

5)¿Cuantos animales tienes en casa?

6)¿Te caigo bien? D:

7)¿Qué número de pie calzas?

8)¿Cuantos animes has visto?

9) ¿Eres un persona alegre?

10) ¿Estas obsesionado con algún anime?

Taggeo a: :iconyulii1: :iconcar00: :iconricardo-44: :iconroci-chan666: :icondiscordwhoovesmlp: :iconluleeesh: :icondenisefdz2002: :iconotakulive: :iconyehhayley: :icondjfibi:
Hola, voy a comenzar un nuevo fanfic sobre el anime Kuroko no Basket, quien lo quiera leer estaré agradecida y quien no pues nada :)

deviantID

Aelita222's Profile Picture
Aelita222
Verónica
Artist | Student | Varied
Spain
Bueeeh, tengo que cambiar un poco esto...
HOLA, je m'appelle Veronique, I have 16 years old y vivo en Alicante, España. (Super variedad de lenguas weee) Soy un tía loca y me gusta hacer tonterías delante de mis amigos. Me gusta dibujar y escribir historias jijiji :)
Estoy empezando a ver anime (antes no veía) como Death Note, Sword Art Online, Shingeki no kyojin, One piece y etc, mi serie favorita de momento es Naruto ¡me encanta! No sé. desde que lo empecé a ver me enganché y espero también tener amigos aquí que les guste Naruto, así podríamos hablar(? (porfi plis (ojos de gatito)), además de las demás personas que me siguen y me leen.

Os quiero a todos, por estar siempre ahí comentando y leyendo, sobre todo los de Rubelangel, todos aquí sois las mejores personitas que conocí :))) y por eso os tengo mucho amor.
No sé, me gusta hora de aventuras y doraemon (sí, me gusta ¿vale) jumm) y H2O también :P.

Os cuento un poco de mis personaies favoritos cuales son y eso (para rellenar).
HDA: Jake o Marci, son geniales :D
Doraemon: Nunca me lo planteé, pero será Nobita.
Death Note: Jumm... difícil, o L o Ryuk que es un total liante.
Naruto: AHSGDJHDGDS MI AMOR DE LA VIDA Y MI QUERIDÍSIMO OBITO (KSJDHKDSFTEAMOJDFH) Tengo un cariño especial hacia él :D
One piece: SANJI, el mejor de One Piece (okno)
SAO: Kirito, él, también es guapo.
Ao No Exorcist: Rin o... Amaimon no sé :D
Shingeki no Kyojin: Armin, es muy mono.
Danganronpa: No sé. no me acuerdo como se llamaba, una era de pelo azul y otro que se hacía pasar por una tía.

Y no sé ya me cansé y tal, tal, tal (bofetada)
creo qye esto es todo
Unicornios Rosas voladores para todos(?
Interests

AdCast - Ads from the Community

Groups

Friends

Comments


Add a Comment:
 
:iconaralc16:
aralc16 Featured By Owner Aug 24, 2014  Hobbyist General Artist
¡Hola!

En :iconimagina-arte: estamos haciendo un concurso y nos encantaría que te unieras!
Se trata de ilustrar tu escena favorita de un libro, si te interesa el tema, puedes ver más información aquí: fav.me/d7kzxg2

Perdón por las molestias y muchas gracias.
Reply
:iconaelita222:
Aelita222 Featured By Owner Sep 1, 2014  Student General Artist
Me encantaría :D, debo subir el dibujo al grupo?
Reply
:iconaralc16:
aralc16 Featured By Owner Sep 2, 2014  Hobbyist General Artist
Exacto! Muchas gracias :)
Reply
:iconkihondensho:
KihonDensho Featured By Owner Jul 25, 2014  Hobbyist Traditional Artist
hey there; 
thank you kindly for the watch Love 
Reply
:iconcristilou:
cristilou Featured By Owner Jul 22, 2014  Student Digital Artist
ñaaaaaaaaaaaaaaw muchas gracias por el watch!! Lo aprecio mucho! :iconsnugplz:
Reply
:iconaelita222:
Aelita222 Featured By Owner Jul 22, 2014  Student General Artist
De nada :D
Reply
:icondanielrubiusandmange:
ärás la parte 2? 
dime que si:c
Reply
:icondoujin-maker:
Doujin-Maker Featured By Owner Jul 9, 2014  Hobbyist Digital Artist
:iconpink-tplz::iconpink-hplz::iconpink-aplz::iconpink-nplz::iconpink-kplz::iconpink-splz:     :iconpink-fplz::iconpink-oplz::iconpink-rplz:                 :iconpink-tplz::iconpink-hplz::iconpink-eplz:       :iconpink-fplz::iconpink-aplz::iconpink-vplz::iconpink-eplz:
Reply
:iconnegadot:
NegaDot Featured By Owner Jun 30, 2014  Hobbyist General Artist
Thanks for faving! Whee
Reply
:icondiscordwhoovesmlp:
DiscordWhoovesMLP Featured By Owner Jun 26, 2014  Student General Artist
Te Amo TuT Te Preguntaras Por? Este Porque Hiciste Que Panda Viole a Rubius :'D
Reply
Add a Comment: